Dar entrevistas extraordinarias en los medios: Lo esencial

Antes de una entrevista

  • Infórmate lo más posible sobre la entrevista. ¿Cuál es el ángulo de la historia? ¿Cuál es la línea de las preguntas? ¿Será en la radio o en la televisión, en directo o grabada con anterioridad, en un estudio, en la oficina o por teléfono? Pregunta cuánto durará la pieza final para que puedas ajustar la duración de tus respuestas.
  • Siempre que sea posible, corrige las falsas suposiciones del entrevistador antes de tiempo. “No, no protestamos contra todos los proyectos de desarrollo, solo contra éste, debido a su impacto en el clima”.
  • Si se trata de una entrevista importante o si tienes tiempo, investiga sobre el entrevistador. Revisa sus anteriores entrevistas. ¿Cuál es su posición respecto al tema? ¿Cuál es su estilo como entrevistador — amistoso, informal, intelectual? Si ves sus entrevistas, fíjate en los/las entrevistados que han tenido éxito y lo que han hecho para resultar creíbles.
  • Piensa desde el punto de vista de la audiencia, para que puedas comunicar el mensaje de la forma más efectiva. Caemos en una mala entrevista cuando hablamos tal como lo hacemos dentro de nuestro grupo de activistas. Necesitamos adaptarnos, asumiendo que la audiencia no tiene por qué conocer lo que nosotros sabemos y puede tener diferentes preocupaciones en mente.
  • Imagina cuál podría ser un resultado satisfactorio de la entrevista. Piensa sobre los 2-4 mensajes clave que quieres transmitir.
  • Según lo que sabes sobre el entrevistador, el lugar de la entrevista o el contexto, anticipa el tipo de preguntas y practica las respuestas. Una entrevista de prueba con un colega puede aumentar tu confianza y clarificar los mensajes. Las respuestas memorizadas suelen sonar poco sinceras y aburridas, así que practica respondiendo utilizando tus propias palabras.
  • Asegúrate de que tienes la información más reciente sobre el tema. Reúne historias, nuevas actualizaciones y datos que apoyen a la causa.
  • Ten ejemplos preparados para ilustrar el núcleo del problema. Nada funciona mejor que un ejemplo con el que la audiencia pueda identificarse fácilmente. “El tiempo para desinvertir ha llegado. En Francia, nuestras calles están inundadas debido a las lluvias torrenciales causadas por el cambio climático. Los ríos Sena y Loira están desbordados con el aumento de los niveles del mar, intensificando las posibilidades de las inundaciones en nuestro futuro.”

Durante la entrevista

  • Lo más importante: Transmite los mensajes clave en la primera parte de la entrevista y repítelos a lo largo de la conversación.
  • Dirígete a las preocupaciones de la audiencia. Habla con convicción y presenta tu caso con entusiasmo, pasión e inspiración.
  • Se específico. Utiliza afirmaciones cortas, positivas, de una o dos frases.
  • Utiliza un lenguaje cotidiano. Evita la jerga y los acrónimos como CO2, burbuja de carbón, etc. (Recuerda: ¡Debes hablar a tu audiencia!)
  • Habla en frases cortas y completas (citas o frases con gancho). Las frases completas deberían condensar los mensajes clave.
  • Se anecdótico. Cuenta historias breves o experiencias personales para ilustrar tu principal argumento
  • No cuentes a los medios lo que estás haciendo, diles por qué lo haces.
  • Sé preciso. Evita en todo momento las frases generales y vagas. Si no sabes la respuesta, lleva la conversación a algo que conozcas (Está bien decir “Te daré la respuesta en otro momento” o “No tengo conocimiento de ___, pero lo que sí sabemos es que ___” en lugar de dar información errónea. ¡Dar información incorrecta resta credibilidad, la cual es muy difícil de recuperar! Esto también ofrece la oportunidad a nuestros oponentes de utilizarlo en nuestra contra.
  • Menciona los datos y cifras que suenen fidedignas o impresionantes al ilustrar el alcance del problema o la solución.
  • Asegúrate de que tienes la información más reciente sobre el tema de la entrevista. Comprueba tus fuentes para ver los antecedentes y los últimos avances.
  • Habla a un ritmo moderado. Esto es especialmente importante para las entrevistas de radio y televisión.
  • Utiliza las preguntas para volver a mencionar tus mensajes clave. Una técnica conocida es el método “ABC” (por sus siglas en inglés):
  1. (Acknowledge the question) Reconoce la pregunta
  2. (Bridge) Redirígela hacia el tema que quieres enfatizar
  3. (Content) Transmite el mensaje

Cuando te pregunten sobre algo que no incluya tu mensaje, puedes comenzar reconociendo la pregunta y utilizar un “puente” para volver a tu punto. Algunos ejemplos que te pueden ayudar:

  • “Este también es un problema, pero lo que en realidad preocupa al público es …”
  • “Hay personas que afirman eso, pero lo que muestra nuestra investigación es que…”
  • “Sí, aquel debate continuará, y hoy nos concentramos en…”
  • “Ese es un punto de vista, pero lo que necesitamos ver es cómo esto encaja en el conjunto del problema…”
  • Practica para evitar utilizar muletillas u onomatopeyas como “Ummm”, “Ahhhh”, que pueden dar la impresión de falta de certeza/confianza.
  • En medida de lo posible, no distraigas a la audiencia de tu mensaje, por ejemplo con tu aspecto o la manera en la que hablas.
  • Conoce tu mensaje y practica. Repite el mensaje continuamente.

(Dar entrevistas extraordinarias en los medios: Técnicas avanzadasEntrevistas en los medios: Consejos para la televisión y la radio)


Incrustar este recurso: