Entrevistas en los medios: Consejos para la televisión y la radio

Consejos para la televisión

  • Recuerda: ¡tu imagen tendrá un impacto tan grande como tus palabras!
  • Utiliza gestos que complementen la expresión de tus ideas. Asegúrate de tener una postura recta. Evita movimientos irrelevantes que supongan una distracción (por ejemplo, mover mucho las manos).
  • Mantén el contacto visual durante la entrevista y conserva una cara “alegre” y amistosa (puede que en algunas entrevistas te dirijas a una pared gris o a una cámara; a menos que te digan lo contrario, mira al lado izquierdo o derecho de la cámara, no debe parecer que miras fijamente a los telespectadores).
  • Antes de empezar a hablar, sonríe al entrevistador para establecer sintonía con él o ella.
  • Habla a un ritmo moderado. No hables muy rápido para intentar decir más cosas durante la entrevista; habla claramente y utiliza un lenguaje que sea fácilmente comprensible y reconocible.
  • Considera lo que llevarás puesto y cómo tu aspecto impactará en la audiencia (¿maquillaje? ¿ropa?). Algunas sugerencias:
    • No lleves ropa con dibujos excesivos ni materiales brillantes
    • Evita la ropa principalmente blanca o negra, ya que no luce bien frente a la cámara, generalmente una mezcla de colores oscuros queda bien.
    • No lleves ropa con rayas
    • Revisa el cuello de tu ropa
    • Puedes pedir que te maquillen apropiadamente para la televisión (por ejemplo, con polvos para evitar una cara brillante)

 

Consejos para la Radio

  • Recuerda: ¡todo el tiempo hay personas que acaban de sintonizar la radio y todo depende de tus palabras!
  • Habla despacio y claramente. No hables muy rápido para intentar decir más cosas durante la entrevista
  • Utiliza frases muy cortas y ejemplos breves, debes ser capaz de repetir tu mensaje principal varias veces para que llegue a las personas que enciendan la radio en cualquier momento de la entrevista y éstas puedan entender fácilmente tu postura y lo que intentas comunicar
  • Utiliza una variedad vocal. Deja que tu voz y tu tono reflejen todo el espectro de emociones y los puntos principales
  • Mantén tu voz hidratada. Ten agua cerca para asegurarte de que no se te seque la garganta o tu voz quede ronca mientras hablas (pero no bebas durante la entrevista)
  • Se amistoso, muestra personalidad, ríe.
  • Realiza la entrevista en el estudio, o consigue una buena conexión telefónica
  • Ten tus puntos de discusión siempre a la mano.

Incrustar este recurso: