Línea de tiempo de actividades

El objetivo de esta actividad es simple: lograr que el grupo cree una línea de tiempo con lo que han hecho en los últimos seis meses, por ejemplo. Sugerimos el uso de grupos pequeños para así obtener un amplio rango de ideas y ofrecer mayores opciones de participación. Adicionalmente, los grupos pequeños son otra forma de invitar a les participantes a que trabajen entre sí, especialmente si les pide que formen grupos con personas a quienes no conocen muy bien o con quienes no trabajan con frecuencia.

Duración: 35 minutos Tamaño del grupo: 5-40 personas

Paso 1: Facilite la creación de una línea de tiempo

Inicie conformando grupos pequeños, preferiblemente de cinco o menos participantes (con personas que no se conozcan tan bien entre sí).

Monta (o tenga preparada) una línea cronológica en la pared — comenzando con “Hace 6 meses” y una línea hasta el otro extremo, en el que diga “Ahora”.

Dígale al grupo: “Quisiera pedirles que pensaran sobre el trabajo que han venido haciendo sobre cambio climático. ¿Cuáles son algunas de las principales actividades o eventos que han ocurrido en los últimos seis meses? Si se trata de un grupo que ha estado particularmente ocupado, puede acortar el período de tiempo.

Explique: “El objetivo no es registrar cada detalle, sino obtener una idea clara de los momentos claves para que el grupo pueda tener una visión general del flujo de trabajo. Cuando hayan terminado, ubíquenlos en la línea de tiempo para que podamos ver el flujo de trabajo en términos generales”.

Dele a cada grupo alguna forma de registrar cada momento por separado, para que lo puedan ubicar en donde corresponda en la línea de tiempo. Puede usar:

  • Papel borrador con cinta pegante, o
  • Post-its, o
  • Pegar pliegos de papel en la pared y darle marcadores a los grupos.

 

Deles no más de diez minutos para completar la tarea. Entre más tiempo les de, más eventos surgirán y la reflexión grupal tomará más tiempo. Muchos grupos pueden completar esta parte sin sentir apuro en cerca de siete minutos.

 

Paso 2: Inmediatamente después reflexione sobre cómo estuvo

Pregunte: “¿Qué sienten al mirar esta línea de tiempo? Identifique sentimientos inesperados. Es posible que las personas noten que hacen más trabajo de lo que creen, o menos, o que el trabajo es más errático de lo que pensaban, o que han obtenido más logros de lo que creían. Para las personas que están en constante movimiento puede ser muy satisfactorio ver que de hecho han hecho mucho (¡Ajá! ¡Ahora entiendo por qué siento tanto cansancio!).

 

Paso 3: Generalice sobre las lecciones aprendidas sobre la campaña o sobre el grupo

Después de esa reflexión inicial, ayúdele al grupo a identificar lecciones sobre la estrategia que decidieron usar o aprendizajes que surgen de ver la lista. Con frecuencia esta parte se hace mejor en grupos pequeños. Pídales a los grupos que reflexionen sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cosas estamos haciendo de manera inteligente?
  • ¿Cómo podemos trabajar de forma más efectiva?
  • ¿Qué patrones tenemos que no nos son muy útiles?

Después de un tiempo de reflexión en grupos pequeños, haga una lista de aprendizajes en el grupo grande para que todo el mundo comparta lecciones aprendidas.

 

Paso 4: Aplicación

Esta actividad es un excelente comienzo para una sesión sobre planeación de grupo. Por ejemplo, como resultado de sus conversaciones, el grupo puede generar una lista de cosas que quieren hacer de forma diferente en el futuro -es perfecto para una lluvia de ideas sobre nuevas tácticas-.

Después de hacer más lluvia de ideas o fortalecimiento de habilidades, puede usar la estructura de la línea de tiempo para planear acciones futuras. El grupo puede crear acciones futuras -acciones claves, eventos, fechas políticas conocidas- y ubicarlas en la parte futura de la línea de tiempo. (Para conocer otras formas interactivas de planear campañas, ver Reto de los platos de papel.)


Incrustar este recurso: