Vevela le Fala

En Samoa, las mantas (fala) son una parte importante de la cultura. El concepto de Vevela le Fala (literalmente “manta caliente”) se utiliza para ofrecer un espacio a la gente para que hable honestamente sobre el grupo. Puede ser utilizada como herramienta para resolver conflictos o como una oportunidad para hacer una reflexión profunda.

Time: 45 minutos a 2 horas Group Size: 10+ personas

El concepto: selecciona un número de personas (recomendablemente no más de cinco) para que conversen sobre la misma experiencia. Aquellos individuos deberían representar un rango de perspectivas (diferentes partes de la organización o diferentes identidades). A todos se les hacen las mismas preguntas, lo que genera diferentes maneras de entender la situación.

A pesar de que el concepto es simple, no subestimes lo profundo que puede llegar a ser el acto de compartir.

Comienza creando un espacio físico para que los individuos compartan. Si tienes una manta, ponla en el suelo. De lo contrario, crea un espacio en la sala donde todo el mundo pueda ver lo que se comparte. Esta actividad depende en gran medida de la presencia de facilitador, y deben hacer todo lo posible para prepararse a escuchar abierta y atentamente.

El facilitador envía todas las personas que serán entrevistadas fuera de la sala. (Se les ha pedido permiso para que participen en la actividad con anterioridad).

El facilitador los trae a la sala de uno en uno. Tras agradecerles por su participación, les hace las mismas preguntas. Unos ejemplos:

         (reflexionando sobre la efectividad de una acción)

  • En tu mente, ¿Cuáles eran los principales objetivos para el evento de la semana pasada?
  • ¿Cuál era tu rol?
  • Háblanos sobre un momento en el que te enfrentaste a dificultades durante el evento.
  • ¿De qué maneras hemos alcanzado nuestros objetivos?
  • Pensando sobre tu rol, ¿Qué habrías hecho de una forma diferente para cumplir con los objetivos de una mejor manera?
  • ¿Cuál fue la mayor lección que has aprendido en este evento?

O,

         (reflexionando sobre el proceso de toma de decisiones antes de una acción)

  • ¿Cuál es tu nombre y en qué puesto de la organización trabajas?
  • ¿Cuál fue una de los momentos destacados en la última acción?
  • ¿Cómo se tomó la decisión para realizar la última acción?
  • Cuéntanos uno o dos desafíos a los que te hayas enfrentado en la acción
  • Si pudieras cambiar una cosa sobre el proceso de toma de decisiones antes de la acción, ¿Qué sería?

Escucha las acciones atentamente, animando a la audiencia a que abran sus corazones a esta perspectiva (pero sin hacer más preguntas en este momento).

Cuando la persona haya terminado, dale las gracias, pídele que salga fuera y llama al siguiente entrevistado/a. De esta forma, los entrevistados no escuchan las respuestas de los demás. A pesar de que puede resultar incómodo, es clave que las respuestas tengan la perspectiva de cada individuo.

Una vez que todos los/las entrevistados/as hayan hablado, pide al grupo que piense en preguntas sobre temas que les hayan interesado. Los/las entrevistados/as volverán a entrar a la sala juntos/as y se convertirán en panelistas. Estas preguntas puede ser específicas de seguimiento o sobre otros temas que no hayan sido tratados.

(Si se trata de un grupo grande, puedes dividirlos en grupos pequeños.) Pide a la gente que escriba las preguntas en trozos de papel.

Con los/las panelistas sentados/as al frente de la sala, escoge y hazles varias preguntas. Hazlo mientras tengas tiempo y el nivel de energía sea alto.

Termina con un ritual apropiado y agradece su colaboración a los/las panelistas, recordando que han compartido de forma vulnerable y profunda.


Embed this resource: