Cómo escribir cartas a los editores y textos de opinión

Las cartas al editor (CE) suelen ser un texto corto (<300 palabras), en contraste con los textos de opinión (Op-ed), que suelen ser más largos (800-1200 palabras).

Los periódicos las publican como un espacio de debate social o para discutir asuntos que no aparezcan en las noticias. Muestran una opinión clara y las elige el editor del periódico. Son populares porque se publican en una de las secciones más leídas del periódico.

Antes de que comiences a escribir

  • Presta atención a los requerimientos de presentación (número de palabras, cómo entregarlo)
  • Lee otras opiniones/CEs del periódico para hacerte una idea del criterio de selección
  • Si tienes una relación previa, llama o discute sobre tu artículo de opinión con el editor antes de entregarlo (por ejemplo, a veces los editores sienten que una historia y un ángulo en particular ha sido agotado y puede que necesite un nuevo enfoque).

Cómo escribir una carta al editor/op-ed atractiva

  • Relaciónalo con algo que esté sucediendo en los medios. Haz referencia a algún artículo que el periódico haya publicado, o un evento que haya sucedido en la comunidad. Después únelo al tema que quieres tratar.
  • Mantén la parte más importante de tu mensaje al principio. A veces los editores pueden cortar la última parte de tu carta.
  • Asegúrate de que cada frase tiene un propósito.
  • Asegúrate de que conoces tu mensaje, lo que quieres decir, y que utilizas un lenguaje claro y simple—¡las palabras y las frases cortas llegan lejos!
  • Si tienes una historia personal fuerte, inclúyela (una historia humana convincente puede ayudar mucho a enganchar a los editores y lectores).
  • ¡Revisa el texto!

Un ejemplo de una carta al editor

Re “Pronóstico: Se espera un incremento en la temperatura en Copenhague” (Week in Review, & de diciembre):

A pesar muchas divisiones en las conversaciones sobre el clima en Copenhague, hay una parte de la sociedad que está unida: los jóvenes. Nosotros dos, ambos de unos 20 años, de India y de Estados Unidos, estamos en Copenhague junto con más de 1.000 jóvenes de más de 100 países como parte de un movimiento internacional climático de jóvenes.

En octubre pasado ayudamos a organizar más de 5.200 eventos en más de 180 países para hacer un llamamiento por un objetivo climático fuerte para asegurar nuestra supervivencia: 350 partes por millón, el límite seguro de dióxido de carbono en la atmósfera.

Ahora estamos buscando que nuestros líderes dejen a un lado las divisiones que nosotros como jóvenes hemos superado y firmen un tratado justo, ambicioso y vinculante aquí, en Copenhague. Si nosotros podemos trabajar juntos, también pueden hacerlo nuestros padres.

Roselin Dey & Jamie Henn (Copenhague, Dic. 6, 2009)

Un ejemplo de un Op-ed

El poder de la impulsa la desvinculación definitiva de los combustibles fósiles de nuestro futuro

Nunca ha habido un mejor momento para liberarnos de los combustibles fósiles. Temperaturas que rompen récords, precios de combustibles fósiles que bajan drásticamente, inversiones históricas en energías renovables y un creciente movimiento global para presionar para que se cumpla con los compromisos climáticos se están uniendo en una tormenta perfecta para mantener la presión para que los gobiernos honren los compromisos climáticos.

2016 será el año en el que nos liberemos, ya que el poder de la gente aumenta y los combustibles fósiles se convierten en redundantes. Las investigaciones publicadas por la Agencia Internacional de la Energía (IEA por sus siglas en inglés) este mismo mes son claras, las emisiones globales de gases de efecto invernadero y el crecimiento económico están desvinculados, con el CO2 global manteniéndose en los mismos niveles por segundo año consecutivo.[1] Esto significa que los combustibles fósiles ya no son la línea de vida de nuestra economía.

El Acuerdo Climático de la ONU forjado en París el año pasado confirmó que los 2ºC son el límite para el calentamiento global. También se acordó “realizar esfuerzos” para limitar el calentamiento a 1,5ºC, lo cual se ha convertido en un imperativo a la luz de los últimos datos publicados por la NASA.

2015 fue confirmado como el año más caluroso registrado, y esta racha de temperaturas que rompen records ha continuado en enero y febrero. Según la NASA, las temperaturas globales fueron 1,35ºC superiores a la media en febrero – en base a una referencia de entre 1951-1980.[2]

Los precios del petróleo se han reducido en dos tercios en 18 meses y las previsiones permanecen bajas para los siguientes meses, generando enormes pérdidas en los beneficios de los gigantes de los combustibles fósiles como Shell, BP y Statoil. La situación del carbón no es mejor. Tras el anuncio de moratoria al carbón nuevo que hizo China al final del año pasado, Peabody, la mayor compañía de carbón del mundo presentó una advertencia de que podría declararse en bancarrota debido a sus problemas para pagar sus deudas, debida en parte a la disminución de la demanda de carbón.[3]

Al mismo tiempo , las energías renovables están recibiendo inversiones récord, unos $329.300 millones el año pasado según las investigaciones de Bloomberg New Energy Finance.[4] Así que, la cuestión sigue siendo: ¿Por qué hay tantos gobiernos que todavía siguen apegados a los volátiles combustibles fósiles y enfrentándose a una mayor inestabilidad económica, cuando un futuro con un 100% de energías renovables más limpias y justas es una opción real y tangible?

Ahora es el momento en el que comienza el trabajo urgente. Es imperativo que el movimiento climático abone a su éxito del año pasado y mantenga la presión. Todos estamos en peligro en un planeta que está calentándose, y aumentar las acciones cuanto antes nos beneficiará a todos. Mientras la transición de energías sucias a sistemas energéticos limpios y eficientes gana potencia y velocidad, las comunidades y los ciudadanos de todo el mundo continuarán asegurándose de que los gobiernos y las corporaciones cumplan sus promesas y sus responsabilidades con los ciudadanos y la ciencia.

Libérate se encuentra a la vanguardia del movimiento y se trata de un momento sin precedentes de organizaciones locales e internacionales llevando a cabo movilizaciones valientes para detener proyectos de combustibles fósiles en seis continentes; demostrando su determinación para dejar atrás los combustibles fósiles y construir un nuevo tipo de economía que sabemos que es posible –centrada en una transición hacia un sistema con un 100% de energías renovables.

Con una docena de importantes movilizaciones a principios de mayo de este año, Libérate no solo es una continuación de las victorias pasadas, también está preparado para aumentar la resistencia contra los nuevos proyectos de combustibles fósiles y los que ya están funcionando, y liberarnos del poder y la contaminación de la industria de los combustibles fósiles.

Acciones pacíficas directas perturbarán el poder de la industria dirigiéndose a los mayores proyectos – desde las plantas de carbón en Turquía y Filipinas, a las minas en Alemania y Australia, al fracking en Brasil o los pozos petrolíferos en Nigeria.

Las comunidades mostrarán su fuerza y valentía demostrando que ha llegado el momento de dejar los combustibles fósiles bajo tierra  para construir un mundo más sano y justo en su lugar. Estamos cerca de un cambio global histórico de nuestro sistema energético. La manera de llegar a ello es a través de acciones que se enfrenten a aquellos que se benefician del cambio climático, devolviendo el poder a la gente.

Las movilizaciones mundiales que tienen lugar en mayo sirven como un punto importante en la trayectoria del movimiento climático. La lucha común a través de todos los continentes para liberarnos finalmente de los combustibles fósiles supondrá una batalla que nadie en el mundo puede ignorar.

Payal Parekh es Directora de Progrmas en at 350.org, liderando las campañas y el trabajo de movilización internacionales de la organización. Doctora en Oceanografía del MIT y del Instituto Oceanográfico de Woods. Payal también ha trabajado en campañas climáticas en International Rivers y Greenpeace Internacional y ha realizado investigaciones sobre políticas climáticas para ONGs, think tanks y gobiernos del sur.

 

[1] International Energy Agency: Decoupling of global emissions and economic growth confirmed

[2]  The Guardian: February breaks global temperature records by ‘shocking’ amount

[3] New York Times: Peabody Energy Warns of Possible Bankruptcy Filing

[4] Bloomberg: As Oil Crashed, Renewables Attract Record $329 Billion


Incrustar este recurso: