Cómo generar y mantener el ímpetu de un movimiento social

Construir un movimiento social a veces puede sentirse como empujar una enorme roca cuesta arriba. Estamos luchando contra grandes fuerzas que no ceden sin que medie un gran esfuerzo. Otras veces puede sentirse como una carrera cuesta abajo — empezamos algo y en seguida despega. En ocasiones debemos correr para poder responder a todo lo que está ocurriendo y usamos nuestra energía en asegurarnos de que las cosas se mantengan en curso en la dirección adecuada. Como sea que se sienta el trabajo que hacemos, éste necesita lo mismo: ímpetu.

¿Qué le ayuda a los grupos a generar y mantener el ímpetu para la movilización? A continuación presentamos algunas lecciones de diferentes partes del mundo.

1. Conecte su lucha con valores sociales ampliamente aceptados

Omar y Hiba, quienes hacían organización comunitaria en Amán, Jordania, crearon un grupo local contra el cambio climático llamado Nos Unimos: tenemos derecho al transporte público (معاً نصل – النقل العام حقنا جميعاً). Después de asistir a Global PowerShift organizado por 350, se comprometieron a crear una campaña local para abordar el cambio climático.

El problema es que hablar del cambio climático no es algo común en Jordania. Es un tema poco común en los reportajes periodísticos y no puede decirse que hay una tradición de movilización social por el medio ambiente.

Por ello, Omar y Hiba buscaron una manera de hacer la conexión con temas que tenían más importancia para la gente del común. Vieron que la falta de infraestructura en el transporte público dejaba a las personas más pobres de Jordania sin otra opción que comprar autos privados. Esto a su vez, causaba contaminación masiva del aire y era una de las mayores contribuciones a las emisiones de gas de efecto invernadero.

Teniendo diversas conversaciones sobre el tema, pudieron escoger valores ampliamente compartidos en esa sociedad. En lugar de basar la campaña solamente en sus propios valores relacionados con el cambio climático, incluyeron en la campaña personas nuevas que aportaban diferentes valores. La campaña era sobre el cambio climático pero consiguieron que la gente se involucrara basándose en los problemas sociales asociados a la falta de transporte público: los impactos negativos en la salud y la injusticia económica.

Tras hablar con personas usuarias del servicio de autobús y organizaciones aliadas, actualmente lideran una campaña para toda la ciudad que busca cambiar la inversión gubernamental en el transporte público y así han fomentado mayor conocimiento y atención sobre el tema de cambio climático.

¿Qué valores sociales ampliamente aceptados están siendo violados por las políticas actuales en su comunidad? ¿Qué otros valores que no haya considerado pueden vincularse a la causa? ¿De qué manera puede crecer el movimiento de forma tal que incorpore lo mejor de dichos valores sociales ampliamente aceptados?

2. Planee al menos dos acciones con anticipación

A veces nos enfocamos en organizar una sola acción grande en nuestro propio detrimento. Si dicha acción es exitosa, cuando termina la gente preguntará qué sigue y desafortunadamente, con demasiada frecuencia no tenemos una respuesta concreta.

En Brasil, la organizadora comunitaria vinculada a 350, Nicole Oliveira estaba trabajando en la conformación de una coalición amplia para detener la explotación petrolífera por parte de las compañías de fractura hidráulica (también conocida como fracking). Planearon una gran acción para el 7 de octubre, fecha en que el gobierno subastaría derechos sobre las tierras (incluyendo territorios indígenas) a compañías de fracking.

Sin embargo, sabían que no era suficiente con planear una sola acción, pues de haberlo hecho, el gobierno sólo habría tenido que esperar a que la acción terminara sin tener que hacer nada.

Por ello, planearon múltiples acciones con anticipación: Un mes antes de la gran acción organizaron una maratón/ciclorruta/caminata para más de 20.000 personas con ocasión del Día Internacional sin Automóvil. Poco después organizaron una marcha con personas de religiones africanas tradicionales. Luego, una semana antes de la gran acción, organizaron un día internacional de solidaridad. Todo ello creó momentum en preparación para la gran acción del 7 de octubre.

Esto es clave: Una vez terminamos con una acción, organizamos a la gente para la segunda. Así, cuando la primera acción termina, tenemos otras cosas para seguir movilizando a las personas. Esto genera un gran ímpetu.

Y no se limitó únicamente al momento justo antes al día de la subasta de tierras. También hicieron planes para lo que ocurriría después de esa fecha. Independientemente de si ganaban o perdían, prepararon a sus miembros y establecieron la continuidad del movimiento a través de la organización de eventos posteriores al 7 de octubre.

Se requiere algo de osadía para planear un calendario de eventos futuros, pues muestra confianza en nuestra capacidad de movilización, incluso si programamos una acción sobre la que aún no tenemos mucha información. ¿Cómo crearía un calendario de eventos o planearía al menos dos acciones seguidas?

3. Use el efecto sorpresa y el suspenso en las acciones

El ejemplo anterior muestra otra manera de generar y mantener el ímpetu: usar el suspenso y la sorpresa.

Algunas veces nuestras campañas tienen un cronograma que naturalmente incluye fechas  que crean una sensación de suspenso. Sin embargo, cuando dichas fechas no hacen parte de nuestra campaña (o incluso cuando sí están), podemos asumir una actitud determinante y crear acciones propias que involucren suspenso y

que pueden resultar muy poderosas y lograr un escalamiento del efecto que generan. Los organizadores de acciones contra el cambio climático en Alemania y sus alrededores decidieron usar el suspenso en sus planes para clausurar las mayores excavadoras de carbón del mundo (las Bagger 288). Hicieron públicas sus intenciones, afirmando en su sitio web: “Del 14 al 16 de agosto, junto con cientos de personas, vamos a detener las minas de lignito en la zona minera cerca de Colonia, en una acción de desobediencia civil.”

Su plan era simple, aunque complicado logísticamente: reunir a cientos de personas para físicamente detener las excavadoras. Para aumentar y sostener el momentum, planearon múltiples acciones por adelantado, incluyendo pedir que las personas firmaran un “compromiso para hacer desobediencia civil” y coordinar con activistas aliades de la Escuela de Verano de Degrowth, quienes se unieron para organizar un campamento de verano por el clima: un lugar para reunirse, conocerse, construir confianza al interior del movimiento y aprender lo que podían hacer para prevenir el caos climático.

¿Qué ocurriría? Esto es lo que personas aliadas, los medios de comunicación y el público en general querían saber. La audacia del anuncio llamó mucho la atención de la gente. Creó interés, curiosidad e ímpetu.

Al final, casi 1.500 personas participaron en el osado acto de desobediencia civil y lograron cerrar una de las fuentes más grandes de emisiones de CO2 en Europa e impidieron la producción generada por la mina de Renania  http://350.org/ende-gelande-wrap-up/).

Existen muchas formas de generar suspenso con diferentes niveles de riesgo: 350 Nueva Zelanda se ha unido a una campaña para publicar los documentos secretos de la negociación del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TTAP, por sus siglas en inglés). Anunciaron su intención de realizar, de manera pacífica y no violenta, una acción de registro y confiscación democrática en las oficinas del gobierno para que publicaran los documentos. En otros lugares han usado concursos o rifas, que es otra versión del factor sorpresa.

¿Qué otros ejemplos conoce de acciones que usan el suspenso o la sorpresa no sólo para las personas directamente involucradas para generar el efecto de atraer nuevas alianzas? Crear acciones de este tipo requiere de osadía y creatividad. ¿De qué forma su grupo activa su creatividad y experimenta con nuevas formas de acción? ¿Qué cosas podrían ustedes intentar que involucraran sorpresa o suspenso?

4. Planee acciones para realizar en eventos realizados por otros que sirvan para ganar más atención

El organizador comunitario canadiense Cam Fenton describe su contexto político: “Con el colapso del precio del petróleo, un verano de incendios forestales sin precedentes y unos medios de comunicación que finalmente parecen preparados para hablar sobre el cambio climático, tenemos la receta perfecta para que el clima esté en el centro del debate durante las próximas elecciones nacionales. Aún así, aunque las emisiones y las temperaturas aumentan, no ocurre lo mismo con la ambición de los partidos políticos de Canadá.”

Su objetivo era hacer avanzar la conversación en los medios y en el público. Podrían haber orquestado sus propias acciones y eventos y así tal vez algunos medios afines les hubieran dado cubrimiento y hasta conectado el problema del cambio climático con las elecciones. Pero con la mayoría de líderes que ganaron las elecciones y de los medios sin voluntad política para abordar integralmente el asunto del cambio climático, 350 Canadá adoptó una estrategia distinta: ir donde la atención ya estaba cautiva.

Su estrategia: seguir a les candidates a sus eventos públicos e interrumpirles para hablar sobre cambio climático. (Esta táctica se conoce como “cacería” y quiere decir ejercer presión sobre la persona que se ha designado como objetivo y repetir el mismo mensaje a donde quiera que vaya). No tuvieron que llamar a los medios o conseguir una audiencia, pues estos ya se encontraban en los lugares a los que iban. En lugar de ello, “simplemente” hicieron el duro trabajo de conseguir las agendas públicas de les candidates y se filtraron allí.

La táctica funcionó, como ocurrió cuando el Primer Ministro conservador Stephen Harper fue seguido por activistas que consiguieron entrar en uno de sus eventos públicos. Activistas ambientalistas locales y sindicatos aliados organizaron una manifestación afuera del evento. Al interior de éste, dos personas se filtraron y sostuvieron carteles que leían “Vote por la Justicia Climática”. Fueron expulsados de inmediato, pero sus fotos se hicieron virales e incluso suscitaron respuestas de líderes del partido en Twitter. (Ver más en: http://350.org/crashing-harpers-campaign/)

Una de las organizadoras de la acción, Aurore Fauret, explica el concepto: “Se trata de generar momentum demostrando que la oposición es grande”. Esto funcionó en gran parte porque en lugar de basarse en su propia capacidad de apelar a los medios, llegaban a donde estos ya estaban.

De manera general, este concepto de ir donde hay eventos que ya están recibiendo atención se ha llevado a cabo de maneras menos confrontacionales también, como convenciendo a cantantes de gran fama para que incluyan un mensaje sobre el cambio climático en sus conciertos o haciendo que quienes organizan una marcha en bicicleta incluyan mensajes de acción sobre el cambio climático.

¿Cuáles son algunos de los eventos sociales, culturales o políticos en su área que recibirán atención pública? ¿Puede conectarse con algunos de ellos, bien sea tomándoselos o jugando un rol de apoyo? ¿De qué forma esto puede ayudarnos a construir nuevas relaciones y a reenergizarnos?

5. Dele a las personas responsabilidades específicas para que se mantengan involucradas

Pocas cosas son tan efectivas para matar el ímpetu como no darle algo concreto qué hacer a las personas que muestran interés en apoyar la lucha. No sólo podemos perder miembros y líderes sino que sin la dirección adecuada podemos generar sentimientos de desesperanza y cansancio.

Necesitamos pensar en cómo sostener la calidad de las relaciones e invitar a otras personas a asumir mayor responsabilidad por el trabajo que estamos haciendo. Por ejemplo, puede encontrar el momento para tener conversaciones uno a uno con el fin de identificar las fortalezas de cada persona y las razones por las que participaron en la acción. En conjunto pueden visualizar lo que pueden aportar al trabajo para fortalecer el equipo: ¿Pueden hacer una preparación en un evento comunitario o religioso o apoyar al miembro que está convocando una sesión para hacer el arte que usarán en el siguiente evento? (Ver Cómo construir una base utilizando reuniones uno a uno Ver también Cómo aumentar el compromiso de sus personas voluntarias: cómo usar la escalera del compromiso.)

Ferrial, una organizadora comunitaria de Suráfrica describe cómo simplemente sentarse a hablar con las personas es el comienzo de un proceso: “Estamos intentando hacer activismo en áreas que no están bien organizadas. Muchas de las personas con las que trabajamos no están interesadas en la política y por lo tanto, debemos iniciar muy lentamente con la movilización. A menudo empezamos muy informalmente. Les decimos, “oye, estamos organizando un café, te esperamos”. Desde ahí, empezamos a tocar lentamente el tema de las preocupaciones que rodean el cambio climático y luego les preguntamos si les interesaría ser parte de un equipo. Si se engancharon con el tema, es probable que quieran involucrarse. Luego trabajamos para que conformen un grupo y comiencen con campañas muy pequeñas.

“A cada paso, la solicitud que hacemos crece: Tómese un café, únase al equipo, lidere una campaña inicial. En cada etapa les ofrecemos diferentes opciones para que sigan involucrades. No sólo acciones sino tareas para asumir un mayor liderazgo, reclutar más personas, ayudar con la base de datos o cualquier cosa que mantenga a la gente conectada.”

¿Qué cosas está haciendo usted para promover que las personas asuman un mayor liderazgo al interior de su campaña? ¿Cómo le responde a las personas al nivel en el que se encuentran y luego, qué hace para aprender acerca de sus intereses y habilidades para así poder asignarles cosas claras con las que pueden contribuir?


Incrustar este recurso: