La mezcla

La mezcla (también conocida como el molino) posibilita que muchas interacciones ocurran al mismo tiempo entre los participantes. Así tienen la oportunidad de hablar uno a uno entre ellos y llevar a cabo una tarea. ¡Se trata de una actividad muy efectiva y altamente flexible!

Duración: 5-30 minutos Tamaño del grupo: 10-50+ personas

El escenario es simple: El facilitador crea un espacio limitado, por ejemplo dentro del círculo de sillas en el que se sientan los participantes y les pide que se levanten y se muevan dentro de ese espacio limitado.

La mezcla implica mucho movimiento—para que las personas se reúnan para interactuar uno a uno. Después de haber terminado, van a buscar a otra persona. Al principio de la mezcla puede que los participantes necesiten ser animados a encontrar a una persona nueva. El objetivo es, después de todo, beneficiarse de muchas interacciones con gente diferente—y ¡es raro que haya un grupo o reunión que no pueda beneficiarse de una mezcla!

La flexibilidad viene de la variedad de tareas disponibles. Ten en cuenta que pueden ser diferentes en relación a la zona de confort del grupo. Aquí tienes algunos ejemplos.

  • Familiarizarse • El facilitador presenta la tarea de la siguiente forma: “En estos minutos, ¡comprueba cuánta gente puedes conocer!” Mientras las personas se mueven tratando de conocer a la mayor parte de gente posible se genera un ruidoso caos. Es un ejercicio relativamente cómodo para la mayoría de los participantes y hace que entren en calor rápidamente. En esta versión está bien que ambas partes interactúen brevemente.
  • Compartir reflexiones • El facilitador presenta la tarea de la siguiente forma: En estos minutos, mira con cuánta gente puedes interactuar. Comparte con cada persona una lección que hayas aprendido organizando la última acción que hicimos. Utilízalo como alternativa los círculos de cierre, escribir bitácoras y otras maneras de capturar las reflexiones y ayudar a los participantes a “digerir” su trabajo. Obviamente, ¡se trata de una manera física de hacerlo! Poniendo a las personas en movimiento.
  • Construcción de equipo • El facilitador ofrece una tarea para ayudar a los miembros del grupo a mostrarse aprecio mutuamente. El facilitador puede presentar la tarea de la siguiente forma: “Una manera en la que he apreciado tu contribución al grupo es…” Para un desafío más profundo puedes utilizar una tarea más más reveladora, como: “Una parte de mí mismo que he aportado a este grupo es…”
  • Práctica de habilidades Pide que cada persona practique una pregunta detonadora para enganchar a alguien a participar, o una presentación para solicitar fondos ante la otra persona, o que ensaye el pedirle que asista a la siguiente protesta;
  • Reflexión interna sobre el impacto del cambio climático • 350 Pacífico ha utilizado la mezcla para guiar a las personas a través de la reflexión sobre sus relaciones con el cambio climático. La serie que utilizaron fue la siguiente:
    • Camina a través del círculo prestando atención a la gente;
    • sin hablar, conecta con las personas y aprecia su rol como miembros del grupo que también tienen conocimientos sobre el cambio climático;
    • continúa mezclándote en silencio, ahora conecta con alguien. Concéntrate en él o ella y en cómo lucha contigo y ha decidido estar ahí. Son personas que están juntas en esta lucha;
    • continúa mezclándote sin hablar, ahora conecta físicamente con alguien o ponte frente a él o ella, sintiendo la grandeza de este tema, un problema que pone varias vidas en juego y supone el riesgo de muchas muertes, así como de la realidad a la que nos enfrentamos juntos y los lazos que esto genera.

Todo esto crea una experiencia y una discusión poderosa.

  • Juego de roles En una mezcla más larga, una persona se encuentra con otra y tú les pides que sea una “A” y otra una “B”. Después, establece el rol para el A (ser un activista en una acción, por ejemplo) y otro para el B (como ser una persona que observa la acción irritada). Dales varios minutos para practicar el escenario, y el A tendrá la oportunidad de practicar diferentes opciones. Después pueden revisar cómo fue, mezclarse, ¡e intentarlo de nuevo! (Para otro enfoque del juego de roles entre dos personas, lee Juego de roles en líneas paralelas )
  • Arriesgarse Después de una discusión en la que el grupo decide que tomar riesgos es una buena idea (por ejemplo, porque promueve el crecimiento), crea un ejercicio de mezcla en la que las personas puedan tomar un riesgo, como: “Algo que me gusta sobre mí mismo/a es…” O “Un miedo que experimento en este taller es…”
  • Autoafirmación • ¡Ya entiendes la idea!

 


Incrustar este recurso: