Maximizar/minimizar lo aprendido

Un grupo en Fiji se reunió para hablar sobre la posibilidad de utilizar canoas para impedir que gigantescos cargamentos de carbón llegaran a su destino. La acción implicaba riesgos, y los riesgos requieren de confianza en el grupo y de voluntad de aprender algo nuevo. Por ello, los facilitadores utilizaron esta herramienta para iniciar una conversación sobre cómo la gente “maximiza” o “minimiza” su aprendizaje. Esta herramienta altamente adaptable desarrolla confianza y honestidad dentro del grupo y crea un espacio donde la gente puede ayudarse mutuamente y aprender de forma más profunda.

Duración: 20-45 minutos Tamaño del grupo: 5-40 personas

Cómo funciona

El poder de esta herramienta y cómo puede ser adaptada (ver debajo) se debe al hecho de que casi todo en la vida tiene una fortaleza y una debilidad. Este tipo de lista—llamada tabla de la ambivalencia—anima a que la gente nombre ambas partes y a menudo resulta en mucha honestidad.

Primero el/la organizador pregunta “¿Cómo, según tu experiencia, maximizas el valor de una experiencia de aprendizaje? Por ejemplo, si un amigo nos muestra cómo utilizar un nuevo programa informático, o si acudes a una clase nocturna para aprender una nueva habilidad. ¿Cómo maximizas tu aprendizaje?

(Ten en cuenta que no les estás preguntando cómo el profesor puede ser más efectivo. Este enfoque se trata del empoderamiento y de lo que hicieron para maximizar su propio aprendizaje.)

Haz una lista con las ideas e interactúa. Pide un ejemplo o dos; pide que aquellas personas que encuentren una forma de maximizar el valor levanten las manos; pide que compartan ideas sorprendentes que puedan ser nuevas para el grupo.

 

Cuando el grupo haya generado una lista lo suficientemente larga (no exhaustiva) y entiende las múltiples formas de maximizar su aprendizaje, pregunta “¿Cómo, según tu experiencia, minimizas el valor de…?” Sonríe, asegúrales que es el momento de ser honestos, dales permiso para que realicen una auto-revelación. Interactúa mucho con ellos después del primer o segundo ejemplo (pero no al principio). Pídeles primero que compartan los ejemplos y después pregúntales cómo puede que eso suceda en este taller.

Por ejemplo, pregunta: “¿Te adormeces después de la comida y pierdes la concentración? ¿Cuántas otras personas hacen eso (que levanten la mano)?… ¿Qué es lo que te ayuda a volver a concéntrate cuando has perdido la concentración?” Toma ideas de los participantes (no es necesario escribirlas.) Otra manera de hacer esta pregunta es: Si comienzas a tener un comportamiento que minimice el aprendizaje en este taller, ¿Cómo lo sabremos? ¿Qué harás para maximizar tu propio aprendizaje?

Cómo adaptar la actividad

Esta estructura—maximizar/minimizar—puede ser adaptada fácilmente. Algunas adaptaciones incluyen:

  • cómo maximizar/minimizar el sentimiento de agrado de las nuevas personas que acuden a nuestras reuniones
  • qué hicimos para maximizar/minimizar la participación del grupo en nuestra última acción
  • cuáles son los aspectos positivos/negativos de nuestro grupo al realizar actos de desobediencia civil (una importante decisión que hay que tomar antes de realizar una acción);
  • cuáles son los aspectos positivos/negativos sobre cómo operamos nuestra actual campaña (un gran herramienta para la auto-evaluación de la campaña);
  • ¡Ya entiendes la idea!

Incrustar este recurso: