Crear acciones poderosas con una “lógica de la acción” fuerte

Hay muchos aspectos para llevar a cabo una buena acción. Puede ser divertida y creativa, o bien planeada, o mal ejecutada. Puede tener muchos participantes o poca presencia. Muchos grupos pasan la mayor parte de su tiempo en estos elementos de las acciones, y éstos son importantes. Pero tal vez la parte más importante de la planificación de la acción es la acción en sí misma, lo que es, el motivo por el que se realiza—la lógica de la acción.

La lógica de la acción es el grado en el que tu acción tiene sentido desde el punto de vista de alguien que no pertenece a tu grupo. Debería tener una lógica – tal cosa ha sucedido, por lo tanto, nosotros realizaremos estas acciones.

La lógica de la acción tiene un razonamiento claro

La lógica de la acción significa que alguien que no sabe nada sobre el tema puede entender rápidamente por qué la acción se lleva a cabo. No requiere mucho conocimiento previo sobre el tema y no es necesario que las personas estén de acuerdo contigo inmediatamente—de hecho, lo que hace que la lógica de la acción sea tan poderosa es que se trata del acto más persuasivo.

La lógica de la acción siempre fluye de los detalles de la situación en acciones simbólicas poderosas. Toma nota de algunas acciones famosas de movimientos pasados:

  • El Reino Unido tenía el monopolio de la sal en la India, manteniendo un estricto control sobre su producción y estableciendo elevados impuestos. En respuesta a esto, Gandhi dirigió una marcha de 24 días y 240 millas hacia la costa, donde produjo sal desafiando la ley británica.

Durante esta marcha épica se reunió con funcionarios locales y les instó a involucrarse en la campaña. Aprovechó estos 24 días en toda su capacidad para atraer a nuevas personas. Mientras tanto, él y su equipo se preguntaron si serían arrestados incluso antes de llegar a la costa.

Alcanzó la costa y produjo la sal. La acción inició una campaña masiva de desobediencia civil durante la cual miles de indios produjeron su propia sal, todos con el objetivo de forzar a los británicos a renunciar a su monopolio injusto.

  • La Zona de Libre Comercio de las Américas estaba negociando un masivo y secreto acuerdo de “libre comercio” a través de las Américas. Incluso miembros del parlamento canadiense no podían obtener copias del borrador del tratado, el cual se esperaba que limitara las normativas medioambientales y laborales.

En respuesta a esto, un grupo de activistas canadienses decidió ofrecer resistencia. Podrían haber realizado una marcha o una protesta, pero en lugar de ello decidieron hacer algo más valiente: Anunciaron pública y abiertamente su intención de sacar el texto a la luz a través de una “búsqueda e incautación no violenta”. ¿Su plan? ¡Acudir a las oficinas del gobierno y “liberar” el documento para que la gente lo pudiera ver!

Llevaron a cabo la táctica—cruzando las barricadas literalmente y tratando de llevar a cabo la búsqueda e incautación no violenta. Y la táctica logró lo que consiguen las acciones con una lógica fuerte—movilizaron a los ciudadanos para que tomaran partido y, con la ayuda de una organización efectiva, hicieron posible que el gobierno canadiense se viera forzado a publicar el texto dos semanas después.

  • En Kenia, la Premio Nobel de la Paz Wangari Maathai buscaba maneras de apoyar y empoderar a las mujeres. Desafortunadamente, el patriarcado permitía pocas maneras de autosuficiencia económica. Incluso permanecer fuera de casa hasta tarde era un tabú cultural. En respuesta a esto, Wangari comenzó el famoso Movimiento del Cinturón Verde, que empezó con una simple táctica: las mujeres se reunieron y plantaron árboles. Los árboles simbolizaban la vida, conectaron a las mujeres entre ellas y se convirtieron en parte de un programa de desarrollo económico.

Las mujeres que plantaron los árboles se dieron cuenta de su poder. Comenzaron a oponer resistencia al patriarcado de sus maridos o padres. Las mujeres conectaron, hablaron sobre sus problemas y sobre otros programas sociales. Demandas más amplias sobre derechos humanos y medioambientales emergieron. Eventualmente, esto condujo a acciones como el Freedom Corner March, donde las mujeres protestaron por el encarcelamiento de sus hijos durante 11 meses y exigieron elecciones multipartidistas.

Observa la lógica detrás de cada acción. La acción desafía una injusticia específica. ¿No nos permiten producir sal? Nosotros lo hacemos. ¿No nos permiten ver el documento? Vamos y lo tomamos nosotros mismos. ¿No nos dan libertad para crear nuestro propio futuro? Damos un paso adelante, de árbol en árbol.

Se trata de un método muy diferente dentro del mundo de la protesta, en el que se realizan actos contra las injusticias con una manifestación, una marcha o una petición. Imagina que el gobierno británico no te permite producir sal. Entonces, ¿realizas una protesta exigiendo que cambien su política? Esperarían a que la acción se calmara y continuarían con su política felizmente.

Una lógica de la acción clara pone a quienes están en el poder entre la espada y la pared – lo que algunos llaman manifestaciones del dilema. Tomemos el ejemplo del acuerdo de libre comercio. El público acabó del lado de los activistas porque su petición estaba unida al valor ampliamente compartido de la transparencia. El primer ministro canadiense se encontraba en una situación difícil. Si publicaba el documento tendría problemas, pero debido a la presión ejercida por las gente tratando de realizar una búsqueda en sus oficinas, también tendría dificultades si no lo hacía. Las acciones colocan a los poderosos ante un dilema.

Toma un pedazo de tu visión: impleméntala ahora

¿Entonces cómo creamos una buena lógica de la acción? La lógica de la acción comienza con una parte de tu visión. Piensa cómo puedes actuar para que tu objetivo se ponga a la defensiva. Actúa como si la visión se llevara a cabo ahora. Puede que sea ilegal, como el caso en el que produjeron la sal o pensaban incautar los documentos, o puede simplemente estar fuera del sistema. El punto es que implemente parte de tu visión hoy.

Un ejemplo reciente del trabajo de 350: Los Guerreros Climáticos del Pacífico realizaron una acción valiente, que tenía una lógica clara. En octubre de 2014 se enfrentaron a la industria de los combustibles fósiles que amenazaba sus hogares directamente, creando el cambio climático que amenaza con sumergir las islas. Su objetivo: el mayor exportador de carbón del mundo, Newcastle en Australia.

Utilizando canoas hechas a mano, los Guerreros, junto con docenas de australianos en kayaks, se dirigieron al puerto. Con estas canoas evitaron que 10 barcos pasaran a través del puerto de carbón de Newcastle. (Paddle Power Manual: teoría y táctica de kayactivism).

Los Luchadores se mantuvieron fuertes y su mensaje se escuchó alto y claro: No se están hundiendo, están luchando. Y no lo hicieron solo con sus palabras—también con sus acciones. ¡Esta es la lógica de la acción!

Ahora, ¡Diseña tus acciones con lógica!


Incrustar este recurso: